Catarata ¿Qué es?

Una catarata es una opacidad en el cristalino ocular, la lente del ojo que sirve para enfocar y que, normalmente, es transparente. Cuando esa lente pierde la trasparencia causa disminución de la visión.

La catarata no se considera enfermedad, se asocia al envejecimiento ocular, y como tal, todos llegaremos a padecerlas. Es por tanto un problema habitual, y tiene una solución sencilla, sustitución de lente opaca por lente trasparente.

Debido a esto, el diagnostico de catarata no debe ser motivo de alarma para el paciente.

Aunque no es un problema grave, la catarata constituye un importante problema de salud pública, porque afecta a toda la población que llega a cierta edad, produce limitación visual y requiere cirugía ocular en nuestra clínica especialista en cirugía ocular en Coruña.

Aunque es un problema de personas mayores, ¿por qué hay jóvenes con cataratas?

Efectivamente, puede haber catarata en el recién nacido debido a causa infecciosa o metabólica de la madre durante el embarazo.

Existen otros factores, aparte de la edad, que pueden anticipar la aparición de cataratas. Un golpe, una punción, un corte, el calor intenso o una quemadura causada por agentes químicos son factores que puede lesionar el cristalino dando lugar a una catarata traumática.

Por último, hay personas que tienen mayor predisposición. Los miopes y los diabéticos son grupos de riego a contraer cataratas a una edad más temprana.

¿Cuáles son los síntomas de cataratas?

Según el tamaño y la localización de las áreas de opacidad del cristalino, una persona puede o no darse cuenta de que está desarrollando una catarata. A medida que las cataratas aumentan, la visión puede hacerse más borrosa. Esta disminución de la agudeza visual es uno de los síntomas más claros y típicos en las personas que están desarrollando una catarata.

Es frecuente que la catarata provoque peor visión con la luz, dificultando la conducción. También se produce una alteración en la percepción de los colores. Y en muchos casos se puede llegar a producir una diplopía (visión doble en el ojo en el que se está produciendo la catarata).

¿Cómo sabemos si tenemos cataratas?

Podemos pensar que tenemos cataratas sí, hay disminución visual en uno o los dos ojos de forma progresiva y pasamos de los 60 años.

El diagnóstico de la catarata es bastante sencillo, se ve con un instrumento llamado lámpara de hendidura. Se ve la localización y el grado de opacidad. Con este aparato también vamos a ver el resto del ojo, y así valorar la necesidad de operar la catarata y la dificultad quirúrgica que entraña su extracción.

¿En qué consiste la operación de catarata?

El único tratamiento de la catarata realmente efectivo es la cirugía ocular en Coruña. Esta técnica consiste en extraer el cristalino opaco. La extracción del mismo se realiza con ultrasonido, para introducirlo se hace una pequeña herida de 2,5 milímetros en el ojo. Luego se elimina la catarata, y por la misma herida se coloca una lente intraocular que reemplaza el cristalino opaco. Como la herida es tan pequeña, no se necesitan puntos.

Después de la operación, ¿voy a ver cómo antes?

Cuando operamos una catarata buscamos dos objetivos, el primero que es el más evidente, mejorar la visión, el segundo eliminar la necesidad de gafas. Esto se consigue colocando lentes intraoculares multifocales y quitando el astigmatismo previo a la operación. Dependiendo de si la lente intraocular implantada es mono focal o multifocal, se va a necesitar o no, gafa de lectura, puesto que para lejos, no va a ser necesaria.

¿Cuál es el mejor momento para operarse?

En general, las personas que presentan una catarata pueden determinar cuándo desean que se le extraiga. Cuando las personas se sienten inseguras, incómodas o son incapaces de realizar sus tareas probablemente sea el momento para la cirugía. No tiene ningún sentido someterse a la cirugía sin tener disminución visual, y obviamente es un error esperar a estar prácticamente ciego.

Por tanto, la cirugía ocular debe decidirse cuando la catarata cause la suficiente pérdida de visión como para alterar sus actividades cotidianas. Así, actualmente, la decisión del momento para operarse depende exclusivamente del paciente, pues nadie mejor que quien padece el trastorno, comprende las enormes dificultades que ocasiona tener una catarata.

Después de la operación se recupera la visión ¿Puede volver a bajar?

En algunos pacientes operados de catarata hay disminución de la agudeza visual años más tarde. Esto se debe a la formación de pacificación de la cápsula del cristalino (membrana que aloja la lente intraocular). En este caso la recuperación visual se consigue aplicando laser en la consulta.

¿Cómo ha cambiado la cirugía de la catarata en los últimos 20 años?

La cirugía de la catarata con los modernos aparatos de ultrasonidos, las micro incisiones, las lentes intraoculares multifocales y tóricas, la anestesia con gotas y el carácter ambulatorio, favorece la rápida recuperación y ausencia de complicaciones. En nuestras instalaciones en Coruña disponemos de los más modernos aparatos. Esto provoca que los pacientes quieran operarse aunque presenten cataratas pequeñas.

CIRUGÍA OCULAR EN CORUÑA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies